Cómo mirar a unas elecciones castellanoleonesas sin salirse del guion


Responsables cordobeses de PP, Ciudadanos y VOX analizan los resultados electorales de ayer

Las valoraciones que se puedan hacer desde Córdoba respecto al resultado electoral de Castilla y León poco van a variar de lo manifestado por los líderes nacionales. De hecho, desde el PSOE cordobés nos remiten a las declaraciones de la vicesecretaria general, Adriana Lastra, ya que «al ser unas elecciones de otra comunidad autónoma son el mejor reflejo de lo que se piensa sobre el resultado».

Si hay un partido moderadamente contento – moderación centrista- es el Partido Popular. El presidente provincial, Adolfo Molina, tiene claro que el PP ha ganado las elecciones. «Eso es lo que yo creo que es más importante. En la anterior convocatoria no se ganó y éramos la segunda fuerza política. En ese aspecto estamos satisfechos. Son otras elecciones más que gana el Partido Popular tras Madrid y Galicia y que pierde Sánchez». Y es que también como en las citas nombradas por Molina, este paso por las urnas tiene más de clave nacional que regional. «Cualquier convocatoria ahora mismo se ve con muchas claves, pero es verdad que ahora votaban los ciudadanos de Castilla y León y han elegido como primera fuerza al Partido Popular y la continuidad de Mañueco». Una continuidad, es cierto, pero con un competidor al que no se nombra pero que está ahí. Y no es el PSOE.

«Han elegido la moderación que ofrece su presidente y espero que pueda haber una legislatura con estabilidad, que es lo que buscamos por el bien de los ciudadanos». La moderación. Ese concepto. El segundo tiene que ver con la prisa, si trasladamos el asunto a nuestra comunidad autónoma. «Son otros los que tienen las ganas de que haya elecciones ya», manifiesta el presidente popular cordobés, que recuerda que «como ha dicho siempre el presidente Juanma Moreno, Andalucía tiene su propio ritmo y sus tiempos. Siempre hemos querido seguir con nuestros planes. Quedan meses de legislatura y la intención es alargarla todo lo que nos permite la ley, porque eso significa estabilidad para Andalucía con los buenos datos que estamos obteniendo». Desde el PP se habla en todo momento de los intereses de la región/ciudadanía por encima de los partidistas. Precisamente las críticas a la convocatoria castellanoleonesa- una de ellas- venía por ahí: era lo que le interesaba a Casado y Mañueco, como denuncian desde el PSOE. Molina aclara que «había un riesgo real de una moción de censura y el voto de los ciudadanos ha refrendado esa decisión, puesto que los partidos que aparecían como causantes de esa moción son los que han perdido. En Andalucía estamos dando ejemplo todos los días de priorizar al ciudadano».

Adolfo Molina./Foto: PP
Adolfo Molina./Foto: PP

Y de nuevo Molina da el segundo aviso sobre la impaciencia:» Hay algunos que tienen muchas ganas de elecciones y están todos los días presionando para ello. Pero lo que queremos es acabar la legislatura y dar la estabilidad que es la que necesita Andalucía».

La estabilidad también depende de las mayorías, no solo del consenso. La derecha ha ganado en Castilla y León y, matices aparte, cualquier otro acuerdo resultaría extraño. El PSOE de momento ya se ha desmarcado y se ve en la oposición. «Como dijo ayer el presidente del PP de Castilla y León, hay que hablar con todo el mundo y es lo que nos toca siempre. Es lo que hacemos en Andalucía: hablar con todos para poner siempre los intereses del ciudadano por delante de los intereses de partido», nos dice Molina, que sí ve un cambio de ciclo en España más allá de esta última convocatoria. «Eso es lo que espero. De todas las convocatorias electorales cuatro las ha perdido el PSOE y una, la de Cataluña, no les ha servido de nada. Urge sacara a Sánchez de la Moncloa. Hay un claro cambio de ciclo y vamos a seguir trabajando para ello», concluye Adolfo Molina.

De uno a trece

En VOX también hay satisfacción por los resultados. Alejandro Hernández, presidente de VOX en Córdoba cree «que supone un avance importantísimo pasar de un solo procurador a trece.  Es un avance más que notable y significa la consolidación de VOX no solo como tercer partido de España sino como alternativa a lo que son las políticas habituales y al bipartidismo». Ese espacio por ser alternativa a los dos grandes partidos es uno de los objetivos de la formación de Santiago Abascal. «Se ha visto claramente que por mucho empeño que pongan los grupos mediáticos y de algunas oligarquías ese bipartidismo está herido de muerte, creo yo», añade Hernández. VOX no es el partido más apreciado por los medios de comunicación mayoritarios, eso está claro. Pero no solo los medios juegan un papel contra los postulados del partido de Abascal sino que Hernández denuncia otras artimañas: las encuestas. » Esta campaña se ha visto que las encuestas no solo no reflejan una intención de voto sino que se utilizan para crear un estado de opinión concreto. Se han usado como una herramienta de campaña electoral más. Primero decían que el PP sacaría mayoría absoluta y el último día lo contrario, cosa que está prohibida por la Junta Electoral Central, llamando al voto del miedo. Se han visto maniobras torticeras por parte de unos y otros, pero aún así los ciudadanos se han podido pronunciar y creemos que lo han hecho con rotundidad».

Alejandro Hernández./Foto: Jesús Caparrós

Respecto a la posibilidad de estar en el gobierno autónomo castellanoleonés, Hernández tira de muleta y suelta un natural. «Lo tendrán que ver nuestros compañeros de Castilla y León y la dirección nacional del partido. Desde aquí lo único que podemos decir es que, efectivamente, es un magnífico resultado y que refleja el gran trabajo que se ha hecho por parte de nuestros compañeros».

Como no puede ser de otra manera, al también parlamentario andaluz de VOX se le pregunta por el peso que este resultado pueda tener en una anticipada – o no- cita electoral andaluza. «Juanma siempre ha dicho que la tecla la tiene él. Nosotros venimos demandándole que celebre unas nuevas elecciones que reflejen cual es la realidad política actual de la sociedad andaluza, con unos Ciudadanos que en todas las convocatorias electorales consigue representaciones de manera milagrosa. Evidentemente están sobrerrepresentados ahora mismo en el Parlamento de Andalucía y en el gobierno de la Junta», dice Alejandro Hernández, que concluye con la repercusión o no del resultado en Andalucía, ya que «las lecturas que se pueden hacer son muy variadas porque, en efecto, hace meses se decía que las expectativas eran extraordinarias para el Partido Popular y no sabemos ahora qué dirán esas encuestas».

Una «mala resaca»

El coordinador provincial de Ciudadanos, Fran Carrillo, no oculta que hoy se ha levantado con «una mala resaca». «Otra más», añade. «No voy a insultar la inteligencia ni del votante ni del militante: esto es un fracaso para Ciudadanos, como lo fue en Cataluña y Madrid, y lo primero que hay que hacer es reconocerlo, porque solo desde la autocrítica se puede recuperar la senda del éxito. Hemos tenido al mejor candidato de todos, se ha hecho la mejor campaña y no voy a poner paños calientes a la realidad», dice Carrillo.

Carrillo, ciudadanos, cordoba
Fran Carrillo/ Foto: Irene Lucena

Sorprende no obstante que se hable de la ‘desaparición’ de Ciudadanos y no en los mismo términos sobre Unidas Podemos, que han sacado solo un procurador también y se han dado un batacazo. «Ciudadanos molesta más al conjunto del arco parlamentario, es un partido que gestiona bien cuando está en las instituciones pero que quita mucho espacio de votante a un lado y a otro. El ámbito de crecimiento de Podemos es más limitado y además a la izquierda se le perdona siempre un poco más todo. Un partido antisistema, radical, profundamente totalitario ha sido tan blanqueado que ahora parece la izquierda simpática. Lo único que han aportado es ponzoña, odio y enfrentamiento, además de cuestionamiento de las libertades», reflexiona al respecto el coordinador provincial naranja.

¿Pueden ser las próximas elecciones andaluzas el último cartucho que le quede a Ciudadanos en la recámara para remontar? «No sé si es el último o el penúltimo pero la y tendencia no indica que vayamos a sacar mejor resultado. La marca está muy dañada y nadie dimite asumiendo responsabilidades. Así transmites a la poca gente que aun confía en ti que eres de poco fiar. En una empresa privada ya se habrían depurado responsabilidades. Son los votantes lo que al final tienen la última palabra», concluye Carrillo. 

Lo que diga Adriana

Como ya hemos apuntado antes, desde el PSOE cordobés nos remiten a las declaraciones de la vicesecretaria general Adriana Lastra, que ha hecho una valoración esta mañana en la que ha criticado que «han sido una elecciones convocadas no pensando en los ciudadanos sino en el interés de Mañueco y de Casado». Culpa al Partido Popular del auge de la extrema derecha y le añade la responsabilidad de que permitan que por primera vez esa extrema derecha tenga responsabilidad de gobierno en España. Respecto a los malos resultados socialistas estos no son tan malos según se miren o, mejor dicho, según los ve la señora Lastra, que se queda en ‘casi empate’: «Al PSOE le ha penalizado la fragmentación de las candidaturas locales.  El PP apenas tiene una ventaja de 20.000 votos en estas elecciones”. Sí ha dejado claro que la puerta a una posibilidad de consensuar algo con el PP está cerrada: “El PP ya solo suma con VOX. No hay alternativa”.