A los chamanes del agua del PSOE puede que no le salgan las cuentas


El Gobierno dice que está “rescatando” al Norte de Córdoba con unas obras que, a la postre, son su obligación realizar

Presa de la Colada./Foto: LVC pantano junta psoe
Presa de la Colada./Foto: LVC
Presa de la Colada./Foto: LVC pantano junta
Presa de la Colada./Foto: LVC

La sequía ha entrado, durante los últimos meses, en el tablero político. Ejemplos hay varios, pero el trasvase del entre los embalses de La Colada y Sierra Boyera ha sido especialmente significativo en el caso cordobés. 

La disputa por la competencia de las obras de conexión entre los embalses de La Colada y Sierra Boyera ha llevado al PSOE a una batalla contra el PP, que los primeros perdieron y que, pese a ello, han intentado seguir manteniendo viva, tal vez, para que con el tiempo su mantra sea el que prevalezca.

La raíz de la disputa estaba en la competencia para ejecutar el tramo final de las obras del trasvase. La Junta (PP) dijo que era del Gobierno (PSOE-Podemos) y, pese al negacionismo de los responsables socialistas locales, la realidad fue que el informe de la Abogacía del Estado dio la razón a la Junta. 

A partir, uno tras otros, los distintos cargos socialistas han acudido al salvavidas de que es el Gobierno el que está “rescatando” al Norte de Córdoba con unas obras que, a la postre, son parte de su obligación realizar. Y esto trufado de ataques constantes a la Junta.

El último ejemplo de estos chamanes del PSOE, que invocan al agua para conseguir votos, lo ha sido el senador Alfonso Muñoz. En Peñarroya dijo hace unos días que el Gobierno de España está acometiendo, «para dar una solución al problema de abastecimiento de agua» en el Norte de la provincia, con la previsión de que «estén finalizadas a mediados del próximo enero, por lo que, en principio, no se prevén cortes de suministro» en dicha zona.

Asimismo, señaló que “nadie entiende la posición del Gobierno de Juanma Moreno (PP-A), cuando se trata de una obra de su competencia, que él mismo declaró de interés autonómico en 2020, y era la Junta de Andalucía la que debería de haber llevado a cabo esa infraestructura», según ha criticado Muñoz, quien ha señalado que, «ante la demanda social de una respuesta urgente, ha tenido que ser el Gobierno de Pedro Sánchez el que ha activado la maquinaria para plantear una solución, antes de que fueran reales los cortes de suministro”.

Evidentemente, el senador del PSOE obviaba el informe que adjudicaba la competencia al Ejecutivo central y, peor aun, que pese al trasvase y a la solución temporal, si sigue sin llover, llegará el momento (en 2023) en que no haya agua qué bombear.