La sanción por tener veladores sin licencia puede llegar a los 3.000 euros


Las solicitudes se pueden presentar en la Gerencia de Urbanismo en los dos plazos habilitados al efecto

veladores terraza
Terraza en la plaza de las Tendillas. /Foto: JC
veladores terraza
Terraza en la plaza de las Tendillas. /Foto: JC

Hasta final de año se pueden presentar en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) las solicitudes para obtener licencia para la instalación de veladores en la vía pública. Este trámite, que ha estado relajado desde que los bares, con amplias restricciones, volvieron a abrir sus puertas durante la pandemia, vuelve a ajustarse a lo preceptuado en la ordenanza municipal que rige esta actividad. La denominada Mesa de Veladores acordó la pasada semana poner fin la tregua existente en los últimos años y volver a la normalidad existente antes de la llegada del covid; es decir, al cumplimiento estricto de la norma.

La ‘manga ancha’ se ha terminado y hay que pedir licencia y cumplir la ordenanza. El primer paso es solicitar la licencia. Hasta el 31 de diciembre lo deben hacer aquellos que ya lo hicieron en 2002, que van a mantener la terraza durante todo el año y que no van a variar la superficie ocupada. También deben cumplir este trámites quienes no la consiguieron el año pasado, así como quienes la consiguieron y quieren ahora tener los veladores durante todo el año o variar la ubicación de las mesas.

La Gerencia de Urbanismo ha establecido también otro plazo, que va del 1 de enero al 28 de febrero y son quienes sólo instalen veladores durante la temporada que va del 1 de abril al 31 de octubre y, además, estén fuera de las denominadas zonas de ordenación conjunta. Estas zonas son aquellos puntos en los que se produce una aglomeración de veladores por proximidad, como la plaza de las Tendillas, Corredera, María la Judía, calle Antonio Maura o San Hipólito, entre otras.

La ordenanza municipal que regula la instalación de veladores, que data de 2008, tiene un régimen sancionador que multa a aquellos establecimientos que instalen veladores sin autorización. Quien se ha aprovechado de la tregua existente en los últimos años deben saber que esta normativa establece su artículo 36 como infracciones graves «la instalación de terrazas sin licencia cuando no se den los requisitos para considerarla infracción muy grave», así como  «la ocupación superior a la autorizada cuando no se den los requisitos para considerarla infracción muy grave». En estos supuestos, las sanciones oscilan entre los 751 y 1.500 euros.

¿Cuándo se considera la infracción como muy grave? El artículo 35 establece tres supuestos, cuyas sanciones van de los 1.501 euros a los 3.000. El primero se refiere a «la instalación de terrazas sin licencia cuando se compongan de cinco o más mesas o tengan una superficie de 15 metros cuadrados o más, salvo que, excepcionalmente, por las demás circunstancias concurrentes, no haya supuesto daño efectivo a los intereses generales protegidos por esta Ordenanza».

También reconoce como infracción muy grave «la instalación de terrazas cerradas, con obra o con instalaciones desmontables o no, […] en todo caso, salvo que cuente con concesión o título habilitante específico suficiente» y, por último, «la ocupación superior a la autorizada cuando el exceso sea de cinco o más mesas o de 15 metros cuadrados o más, salvo que, excepcionalmente, por las demás circunstancias concurrentes, no haya supuesto ningún daño efectivo a los intereses generales protegidos por esta Ordenanza».