Las ordenanzas superan otro trámite sin cerrar un acuerdo con Vox


"Sabemos lo que piensa Vox y la propuesta no es la que ellos esperaban", señala Salvador Fuentes

ordenanzas
Fuentes presentando el proyecto de La Normal/ Foto:LVC
ordenanzas
Fuentes presentando el proyecto de La Normal/ Foto:LVC

Las ordenanzas fiscales para 2023 están a punto de aprobarse y todavía no hay acuerdo entre el gobierno municipal y Vox, cuyos dos votos, o su abstención, es necesaria para su aprobación. Aún así, el delegado de Hacienda, Salvador Fuentes, ha reconocido que las vías de comunicación con Vox seguirán abiertas hasta última hora.

Fuentes confía en un acuerdo tanto en la Comisión Informativa de Hacienda, que tendrá lugar este jueves, o en el Pleno, que será el 2 de noviembre. «Sabemos lo que piensa Vox y la propuesta no es la que ellos esperaban», ha señalado el edil popular, después de que hace un par de semana la portavoz de Vox, Paula Badanelli, afirmara que la propuesta de ordenanzas le causaba «auténtica vergüenza», ya que la bajada de los tipos impositivos «es tan ridícula que es increible».

Así, se mantiene la propuesta inicial y sólo se incorpora una de las alegaciones, presentada en este caso con el Consejo de Movimiento Ciudadano y que consiste en una bajada del 0,5 por ciento a la tasa por reconocimiento de oficio de las parcelas en zona Asimilada Fuera de Ordenación (AFO).

La bajada de impuestos, que es la cuarta consecutiva que lleva a cabo este gobierno municipal. De este modo, desde 2019 el impuesto de IBI de rústica ha descendido un 13,93 por ciento; el de vehículos de tracción mecánica, un 9,74 por ciento; el ICIO, un 12,24 por ciento, y el de plusvalías un 8,27 por ciento.