¿Por qué se arrancan las viñas?


Juan Manuel Centella: "Hasta ahora la excusa para arrancar viñas era el precio"

vendimia viñas
Vendimia. /Foto: LVC
vendimia viñas
Vendimia. /Foto: LVC

La vendimia de 2022 en la provincia de Córdoba se recordará como la más corta de la historia. La sequía y que se hayan arrancado viñas en los últimos años son dos de los factores de esta situación. De hecho, en Montilla aumenta la producción de aceite en detrimento del vino, lo que resulta bastante esclarecedor.

Sobre el arranque de viñas, el presidente de la Sectorial de la Viña de Asaja Córdoba, Juan Manuel Centella,  ha indicado que, «si hasta ahora la excusa para arrancar viñas era el precio» de la uva para los viticultores, «que indiscutiblemente lo era, este año la necesidad arrancar viñas es porque algunas de ellas se han quedado tan agotadas que el viticultor no les ve posibilidad de recuperación”.

Eso sí, Centella ha señalado que ”ya estaban un poco sentenciadas al arranque, porque aquí existe la costumbre de poner olivos en medio de las viñas, para que, cuando se críen los olivos, se arranquen las viñas», y en las tierras en las que «en los últimos años se había hecho eso se han encontrado este año con dos cultivos compitiendo por muy poca agua”.

El presidente de la Sectorial ha ofrecido otro dato significativo sobre la cuestión, ya que al inicio de esta vendimia había en el marco Montilla-Moriles «unas 4.400 hectáreas de variedades blancas» y «unas 180 de variedades tintas», pero ahora, «una vez que se ha recogido la uva y se está viendo un ritmo de arranque importante, mucho nos tememos que posiblemente este año nos quedemos rondando las 4.000 hectáreas, sino por debajo».