Más desánimo entre agricultores y ganaderos a medida que el Ministerio de Agricultura intenta aclarar los detalles de la nueva PAC


Asaja califica de “barbaridad” que no se permita el control de la cubierta vegetal en leñosos mediante ganado

Tractor en una explotación agrícola./Foto: Junta de Andalucía
Tractor en una explotación agrícola./Foto: Junta de Andalucía

Asaja Córdoba ha afirmado que el desánimo entre los agricultores y ganaderos es cada vez mayor a medida que el Ministerio de Agricultura intenta aclarar los detalles de la nueva PAC.

   Y es que el ministerio ha publicado recientemente un documento de preguntas y respuestas sobre los eco-regímenes donde, “más que aclarar dudas, ha incrementado la incertidumbre existente en el sector”, lo que hace más necesario aún el aplazamiento de su entrada en vigor como viene pidiendo el sector de manera unánime desde hace semanas.

   La organización agraria explica que en el documento afirman que no está permitido el control de la cubierta vegetal en leñosos mediante ganado, “lo que supone una auténtica barbaridad”, sobre todo, en explotaciones de olivar de sierra muy presentes en Córdoba, donde, debido a la pendiente, es muy costoso y en ocasiones imposible manejar la cubierta con maquinaria; siendo además mucho más “sostenible y ecológico” manejar las cubiertas vegetales con el propio ganado de la explotación.

Explotación agrícola./Foto: Junta de Andalucía ayudas pac consejera
Explotación agrícola./Foto: Junta de Andalucía

   Otras de “las barbaridades” que introducen los eco-regímenes para el cultivo del olivar es que prohíbe la aplicación de fitosanitarios de manera radical en las cubiertas vegetales y prohíbe labrarlas o levantarlas en verano, algo que hasta la fecha sí está permitido en las ayudas agroambientales, “las más respetuosas con el medio ambiente”. Además, las tierras de bujeos, muy común en la campiña cordobesa, se agrietan en verano y necesitan esa labor, por lo que “el ministerio debería aplicar algún tipo de excepcionalidad para poder realizar una labor, levantando en este caso la cubierta”.

   En referencia a la rotación en tierras de cultivo, Asaja considera que se debe incrementar el tanto por ciento que puede representar el barbecho sobre la superficie de la explotación, pasando del 20% al 40% para cualquier tipo de comarca, independientemente de la pluviometría, ya que si no todas las zonas agroganaderas de Andalucía como los Pedroches o el Guadiato no podrían acogerse a esta práctica pues dejan mayores porcentajes de barbechos en sus planes de siembra anuales para la alimentación del ganado propio y para dejar descansar las tierras, normalmente de peor calidad que las campiñas.

   También, hoy mismo se ha conocido el documento de asignación de los Derechos de la Ayuda Básica a la Renta y del Pago Redistributivo, “un pago que penaliza a las explotaciones de tamaño medio y profesionales muy presentes en la provincia cordobesa y donde hemos conocido que supone una nueva penalización a aquellas explotaciones con más de una región y cultivo como, por ejemplo olivar y cereal, ya que les aplica una ponderación de dicho pago, lo que significa un nuevo varapalo de esta reforma de la PAC del ministro Planas para Córdoba”.

   Por lo tanto, Asaja pide una vez más a Planas que “escuche, por una vez, las demandas que el agro andaluz lleva pidiéndole los dos últimos años, y corrija esta PAC que perjudica en más de 500 millones de euros a Andalucía”. Además, va a suponer una carga burocrática brutal para agricultores y ganaderos, lo que va a dificultar la gestión de la PAC para el sector y la propia administración, debido a la complejidad de las normas propuestas, que “es tal que ni los propios técnicos del ministerio que han impartido los cursos de formación eran capaces de contestar a las innumerables preguntas que desde el sector se le formularon”.