Estos son los impuestos que han bajado (y bajarán) en Córdoba


El IBI rústico, plusvalía, obras y vehículos son algunos de los impuestos que se han reducido

Paula Badanelli y Salvador Fuentes./Foto: Ayuntamiento de Córdoba impuestos
Paula Badanelli y Salvador Fuentes./Foto: Ayuntamiento de Córdoba
Paula Badanelli y Salvador Fuentes./Foto: Ayuntamiento de Córdoba impuestos
Paula Badanelli y Salvador Fuentes./Foto: Ayuntamiento de Córdoba

El actual mandato en el Ayuntamiento de Córdoba, que gobiernan PP y Cs, ha estado marcado por las sucesivas bajadas de impuestos en numerosos apartados, haciendo a la ciudad “competitiva” a nivel fiscal.

Así lo ponía de manifiesto el teniente de alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes (PP), durante el Pleno extraordinario en el que se modificaban las ordenanzas fiscales para 2023, año en el que habrá más bajadas de impuestos.

El edil popular repasaba, en términos absolutos, la importante reducción de impuestos que ha llevado a cabo el equipo de gobierno. En este sentido, el IBI rústico ha registrado una bajada de 14 puntos, mientras que el impuesto sobre vehículos, se ha reducido en 10 puntos. El impuesto sobre construcciones y obras ha caído un 12,24%, el de plusvalía un 8,27 y, en el apartado mortis causa, ya se está aplicando una bonificación del 95%.

En lo que respecta a las tasas, Fuentes ha resaltado “dos rebajas muy importantes con los AFO (asimilados fuera de ordenación), bajada de en torno a un 33% a instancia y por oficio”. A su vez, la tasa por licencia de obras se ha disminuido en un 6,25%, y por la entrada de vehículos de clientes en polígonos “lo hicimos en un 50%”. La tasa de ocupación de vía pública por mesas y sillas (veladores) ha caído un 20%.

Bajada de impuestos para el año que viene

A ello hay que sumar que, en 2023, los impuestos seguirán cayendo. Así, el IBI rústico bajará un punto y en el IBI urbano “deflactamos lo que pueda ser el incremento de valores catastrales por parte de la legislación estatal”. El impuesto de vehículos de tracción mecánica caerá un 1%, el de construcciones un 2%, la plusvalía inter vivos un 1%, y “se extiende la bonificación del 95% mortis causa , para que comprenda también a “mayores que estén en residencias o en domicilios de familiares bajo cuidado de familiares directos”.