El obispo preside la función principal del Beato Álvaro


Monseñor Demetrio Fernández estuvo acompañado por el párroco, Tomás Pajuelo

El obispo preside la función principal del Beato Álvaro./Foto: Paco Román

La iglesia del Beato Álvaro de Córdoba ponía el broche, este domingo, a los cultos en honor al titular al que está consagrada. Y lo hacía por medio de la celebración de la función principal, que contó con la presencia del obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, que presidió la eucaristía, que estuvo concelebrada por los sacerdotes de la comunidad parroquial, con su párroco Tomás Pajuelo.

Al acto litúrgico acudieron numerosos fieles, así como una amplia representación de la hermandad de la Sagrada Cena, representada por su hermano mayor, Manuel Bonilla; además de la presidenta de la Agrupación de Cofradías, Olga Caballero.