El Grupo Social ONCE estrena el primer videojuego educativo accesible


Está compuesto por 12 minijuegos, exploración y preguntas quiz que invitan a ponerse en la piel de una persona con discapacidad

El Grupo Social ONCE estrena el primer videojuego educativo accesible.
El Grupo Social ONCE estrena el primer videojuego educativo accesible.
El Grupo Social ONCE estrena el primer videojuego educativo accesible.
El Grupo Social ONCE estrena el primer videojuego educativo accesible.

El Grupo Social ONCE acaba de estrenar ONCITY, el primer videojuego educativo y accesible, para todas las edades, condiciones y perfiles, que invita a ponerse en la piel de las personas con distintas discapacidades y conseguir, junto a los personajes del videojuego, ciudades o entornos plenamente inclusivos. 

ONCITY puede jugarse en cualquier dispositivo con navegador, con cualquier tipo de control (mando gamepad, ratón, teclado, pantalla táctil…) y conectividad de lectores de pantalla para personas ciegas. 

Se trata del principal material de apoyo didáctico para todos los grupos inscritos al 39º Concurso Escolar del Grupo Social ONCE, que en esta edición invita a estudiantes y docentes de todos los centros educativos a empatizar, reflexionar y trabajar para lograr ciudades y municipios sin barreras, impulsando la inclusión y la accesibilidad de todas las personas. 

ONCITY, el videojuego del 39º Concurso Escolar que posteriormente estará disponible de forma gratuita y libre para todo el mundo, está compuesto por 12 minijuegos, más de 30 preguntas quiz y divertido contenido sorpresa como recomendaciones de películas, series o planes en familia, todo comentado en texto fácil y voz por los muy diversos personajes que habitan esta ciudad de color y respeto. 

El objetivo de este material interactivo y entretenido es sensibilizar al alumnado participante, invitándoles a empatizar con las personas que tienen algún tipo de discapacidad (visual, auditiva, física o intelectual), a través de una experiencia inclusiva donde cada partida jugada y cada recorrido realizado por ONCITY será un aprendizaje y una nueva sensación, pues el videojuego es 100% accesible en sus configuraciones y reta a ser jugado por segunda y tercera vez, encontrando en la partida otras situaciones distintas, activando sus opciones y preajustes de accesibilidad. 

Por ejemplo, con letras ultra grandes y fuertes contrastes (como jugaría una persona con discapacidad visual), sin volumen ni señales sonoras (como lo haría una persona sorda), o interactuando con la pantalla con la barbilla o con el codo (para una persona con discapacidad física o motriz). ONCITY es para todos y permite personalizarse la experiencia y probarla con otros ajustes.

El videojuego recorre y explora libremente las distintas zonas de esta ciudad para conocer a sus habitantes y sus realidades o necesidades específicas, haciendo por el camino más accesibles espacios como el Museo, el Supermercado o el Parque, y terminar el agradable paseo repleto de retos en un nivel final, el Ayuntamiento, donde solicitar a la alcaldesa de ONCITY que cuelgue del edificio la “lona inclusiva” e inaugure en la ciudad la Calle de la Inclusión.