Primera tesis doctoral sobre Julio Aumente


"Aquí tenemos todo Aumente”, en palabras de Fanny Rubio, catedrática emérita y presidenta del tribunal.

Tribunal, doctorando y directora de tesis
Tribunal, doctorando y directora de tesis

Acaba de defenderse en la Universidad Complutense de Madrid la primera tesis doctoral sobre la poesía de Julio Aumente. Estamos ante el primer monográfico centrado única y exclusivamente en la literatura del poeta cordobés. Como corresponde al grado de doctor, el máximo grado que otorga la universidad, se trata una investigación muy original que dona un libro importante, pionero y señero tanto la comunidad científica. Se trata también de una investigación disponible para los lectores interesados en la poesía española y, particularmente, en los integrantes del grupo Cántico.

Se da la circunstancia que el año pasado fue el centenario del nacimiento del escritor (1921-2021) y la única institución cordobesa que se lo celebró fue la Real Academia de Córdoba, reunida en sesión extraordinaria y pública, en el marco del ciclo dirigido por el poeta y académico Manuel Gahete Jurado. Dimos cumplida cuenta de ello a nuestros apreciados lectores.

La poesía de Julio Aumente (1921-2006). Entre el clasicismo esteticista y la modernidad transgresora es la tesis de Juan Félix García García, dirigida por la catedrática Dolores Romero López. Cerca de cuatrocientas páginas presentan un recorrido biográfico y bibliográfico sobre el legado de Aumente, deteniéndose al inicio en la periodización razonada de sus etapas. Queda bien demostrada la poética en los diversos periodos de su vida. Queda bien demostrado cómo el poeta cambia el lenguaje exquisito por el habla de la calle, cómo transcurre la dinámica y la evolución de su trayectoria creativa, en la estela incluso del “dirty realism” tal como argumentó la doctora Helena Establier Pérez.

A continuación, el trabajo disecciona “la realidad poética” ahondando en el sentimiento amoroso a través de la “concepción estética del amor”, “la indefinición sexual del sujeto amado”, “la evolución vital de la experiencia amorosa” para pasar después a desglosar “la creencia religiosa” mediante la presencia “sacra de la religiosidad”, “el culturalismo religioso” y el “protagonismo divino en la confesión íntima”. Asimismo aborda la conciencia social, la experiencia temporal, el asunto de la muerte y el “espacio natural” o el “espacio urbano”.

Tal como se constata en los apartados antedichos, es una investigación bastante profunda que cartografía la temática de los versos de Aumente detalladamente. Junto al panorama tópico, sobre la sustancia de los poemas, esta prospección se centra en aspectos formales que el doctorando, ya doctor, analiza con la profundidad de un psicólogo y el detallismo de un orfebre. Fanny Rubio aseveró que “el doctorando ha encontrado la voz y en su voz está la palabra y también el silencio”.

Juan Félix García García dedica un amplio apartado a estudiar los tipos de metáforas mediante una clasificación exhaustiva que escudriña con detenimiento en los planos evocados de las imágenes. Aquí plantea una impresionante taxonomía, un razonado vademécum de las metáforas compuestas por “un único plano evocado”, por “varios planos evocados” y a través de una cala conceptual que indaga en las metáforas de corte vegetal, animal, mineral, bíblico y litúrgico, además de las de “extracción mitológica”.

El doctor José Miguel González Soriano señaló la singularidad de la poesía de Aumente celebrando que el estudio vaya “más allá de Cántico”, idea a la que se sumaron todos los miembros del tribunal, subrayando la peculiaridad del poeta.

Otro apartado de la tesis se centra en “el irracionalismo” y realiza una aproximación al símbolo espacial, temporal; acuático, terrestre y aéreo tratando la imagen visionaria y los variados tipos del significado irracional. Acto seguido el estudio se decanta hacia los elementos gramaticales analizando el sustantivo y el epíteto para encaminarse hacia la ordenación sintáctica y la estructuración poemática. La prosodia ocupa otro de los capítulos del estudio asediando al texto literario desde los ángulos de la métrica, la estrofa y el ritmo.

Antes de terminar, Juan Félix García García contextualiza la poesía de Aumente en la tradición y en su propia contemporaneidad literaria vinculándola con la Biblia, Góngora, el modernismo y, sobremanera, Vicente Aleixandre y Luis Cernuda, yendo también a la Generación del 68 y otras influencias sincrónicas. El colofón a tan magno trabajo viene de la mano de un apartado sobre las afinidades temáticas y formales del Grupo Cántico.

Fanny Rubio expresó que Juan “Bernier es su tutor”, el tutor de Julio Aumente, trazando una línea de contigüidad creativa y de influencia literaria de esta forma: “Aumente pasa luego a Luis Antonio de Villena y a los Novísimos”. “Villena necesita el oxígeno de Aumente, […] sigue su voz”. A propósito de Aumente, la catedrática reivindicó la poesía de Villena arguyendo que “hay que buscar la voz, no el fular [refiriéndose a Villena]. Es un poeta auténtico”.   

Juan Félix García García

En palabras del doctor Blas Sánchez Dueñas “abordar la poesía de Julio Aumente era de obligado cumplimiento. Por consiguiente, estamos ante “un acto de reconocimiento”, ante “una tesis decisiva para conocer más y entender mejor a Julio Aumente”. La directora de la tesis, Dolores Romero López, intervino al final para manifestar que estamos ante “un acto de justicia poética”, apostillando que Julio Aumente “merecía esta tesis doctoral” que comenzó con el magisterio del catedrático Emilio Miró y que el candidato ha llevado a tan buen puerto bajo el sabio consejo de su directora.

Qué duda cabe. Esta tesis doctoral es motivo de celebración para quienes amamos la literatura cordobesa, andaluza y española; para quienes amamos nuestra cultura. Tal como expresaron los miembros del tribunal, es deseable que este libro se quede y se arraigue a Córdoba. Es conveniente que esta investigación, escrita con un lenguaje muy cuidado y con un estilo impecable,  sea publicada en Córdoba, por una editorial cordobesa para que la acerque a todos los interesados en nuestro patrimonio cultural, en nuestra memoria literaria y, en esencia, en nuestra poesía.